Jesús Faría

Noticias

  • Dip. Jesús Faría: Gobiernos locales mantendrán sus competencias y atribuciones

    El diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Jesús Faría, señaló este martes que el Estado comunal propuesto en las leyes del poder popular, está sustentado en preceptos constitucionales; puesto que la Carta Magna de 1999, establece un estado democrático, social de justicia y de derecho, cuya soberanía reside intransferiblemente en el pueblo.

    Faría afirmó que las críticas provenientes de sectores de la oposición contra el poder comunal, que exponen “mitos fundamentados en un anticomunismo trasnochado”, expresan desprecio y subestimación del pueblo y sus capacidades organizativas.

    “Una revolución tiene como propósito cambiar las estructuras de la sociedad, nosotros venimos de la crisis del puntofijismo, y nuestra propuesta está planteada en la Constitución, es un mandato constitucional hacer otro tipo de participación, darle el poder al pueblo”, comentó.

    Destacó que el verdadero propósito del Estado comunal, no es acabar con la República o eliminar gobernaciones y alcaldías, sino permitir, a través de un modo de participación directa, que las comunidades se organicen, “impulsen políticas, que tengan espacios para el debate, la discusión y la toma de decisiones, y algo que es fundamental: que tengan la posibilidad material de reformar su hábitat y generar y manejar recursos”.

    Para Faría, la resistencia al verdadero poder comunal por parte de ciertos sectores, reside en la negativa a compartir espacios de poder y acabar con el estado burocrático, y a permitir una participación y contraloría social sin intermediarios.

    “Una revolución aspira captar el poder político en función de los intereses de un grupo social, y la nuestra lo aspira a hacer en función de las grandes mayorías, por primera vez en la historia”, precisó.

    El parlamentario indicó que las figuras de gobernadores y alcaldes continuarán funcionando, pero compartiendo el poder con el pueblo, “ellos mantendrán sus competencias y atribuciones, pero deberán hacerlas junto al pueblo y rendirle cuentas, y en muchos casos el pueblo será ejecutor de sus propios proyectos. Lo que planteamos es que el Estado se compenetre con la sociedad”.

  • SESIÓN ORDINARIA DEL DÍA LUNES 15 DE AGOSTO DE 2011 Intervención del ciudadano diputado JESÚS FARÍA

    (*).– Ciudadano Presidente, colegas Diputados y Diputadas: Bien, tenemos un crédito adicional por 2 mil millones de bolívares que expresa en buena medida el esfuerzo que viene haciendo el Gobierno Revolucionario en función de impulsar el desarrollo económico, y esto desde diferentes perspectivas.

    En primer lugar, se trata de recursos que están destinados a impulsar la inversión en el área agroindustrial, por un monto que asciende a 800 millones de bolívares.

    Esos 800 millones de bolívares son inversión en moneda nacional que complementan inversiones que en el sector agroindustrial va a desarrollar el Gobierno Bolivariano conjuntamente con la República Popular China en el marco del Convenio Venezuela-China, China-Venezuela. Acuerdo estratégico para el desarrollo, 800 millones de bolívares adicionales son para invertirlos en una empresa de extraordinarias dimensiones para línea blanca, electrodomésticos que generará más de mil puestos de trabajo y que aportará buena parte de los bienes que generará bienestar y prosperidad a la familia venezolana.

    Esta inversión en el sector industrial, esta inversión en el sector agroindustrial va a impactar positivamente la transferencia tecnológica, va a impactar positivamente la diversificación de la economía nacional, va a generar un efecto muy positivo en la sustitución de importaciones, va a dejar un saldo altamente positivo en la concatenación, es decir, la generación de materia prima y su procesamiento interno hasta producir productos finales –valga la redundancia– va a generar puestos de trabajo de alta calidad en el sector formal.

    Pero sobre todo, los siguientes elementos, mientras el mundo del capital se sumerge en una de las más profundas crisis de los últimos 80 años, el Gobierno Venezolano impulsa inversiones para el desarrollo con una gran potencia global como es la República Popular China, esa relación estratégica es el resultado de una nueva visión de la geopolítica, una visión que está fundamentada en la independencia y en la soberanía.

    Precisamente porque somos una nación independiente y soberana podemos desarrollar convenios con otras naciones distintas a la economía norteamericana, que por cierto durante todo el siglo XX fungió acá como factor de dominación permanente.

    Precisamente, fue esa relación de sumisión la que nos retrocedió por décadas en términos de desarrollo económico, y por cierto, fue eso lo que nos llevó a una situación de crisis económica y social, la mayor en la historia venezolana.

    Nosotros, a raíz de este proceso de profundas transformaciones en la sociedad venezolana, entre otras cosas, hemos priorizado el elemento de la soberanía y el elemento de la independencia y lo hacemos porque comprendemos que el capitalismo se encuentra en una profundísima crisis, y la única forma de no ser arrastrados por esa crisis es impulsando el desarrollo y aliándonos con grandes potencias en condiciones de igualdad y en condiciones en las cuales se tome en cuenta la asimetría.

    De tal manera que este crédito para nosotros tiene un saldo altamente positivo, desde el punto de vista social por la capacidad de empleo, desde el punto de vista económico por el impulso que genera en sectores claves para la economía, desde el punto de vista de la soberanía por ser una condición indispensable para seguir impulsando el desarrollo socioeconómico, y es por ello que la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela, recomendamos su aprobación.

    Es todo, ciudadano Presidente.